Chanfainita de Canevaro

Una puerta humilde, una casa desvencijada, pero un corazón grande y un sabor a prueba de críticos y advenedizos. Cecilia Huamaní Mancilla (arequipeña de nacimiento y a la sazón con 68 años), se inspiró en su madre para abrir su puesto de chanfainita. Primero fueron los vecinos, después los amigos de los vecinos y ahora un mare nostrum de gente que viene desde los distritos bien a meterse una chanfaina sin mucha vaina.
Desde hace más de tres décadas, Cecilia ofrece en el zaguán de su casa una chanfainita cuya receta aún es un misterio, tan secreta como la razón que tuvo un alcalde limeño para ordenar “cerrarle el quiosco”. Afortunadamente esa ordenanza caducó al poco tiempo y, desde el gobierno del general Velasco, la dama de la chanfainita sigue saciando paladares que empezaron pagando sólo 20 céntimos por un nada espartano platillo.
Maestra de varias cocineras, querida y envidiada, Cecilia sigue abriendo religiosamente las puertas de casa, por donde han pasado actores, peloteros, chefs y políticos, de lunes a domingo de 6 de la mañana a 4 de la tarde. ¿La dirección? Pueden encontrarla en el 537 de Canevaro (Lince) y en setiembre estará los seis días de la feria cocinando y sirviendo esa tentación que viene en plato hondo y que ya forma parte de nuestra sabrosa cocina mestiza.

Una puerta humilde, una casa desvencijada, pero un corazón grande y un sabor a prueba de críticos y advenedizos. Cecilia Huamaní Mancilla (arequipeña de nacimiento y a la sazón con 68 años), se inspiró en su madre para abrir su puesto de chanfainita. Primero fueron los vecinos, después los amigos de los vecinos y ahora un mare nostrum de gente que viene desde los distritos bien a meterse una chanfaina sin mucha vaina.
Desde hace más de tres décadas, Cecilia ofrece en el zaguán de su casa una chanfainita cuya receta aún es un misterio, tan secreta como la razón que tuvo un alcalde limeño para ordenar “cerrarle el quiosco”. Afortunadamente esa ordenanza caducó al poco tiempo y, desde el gobierno del general Velasco, la dama de la chanfainita sigue saciando paladares que empezaron pagando sólo 20 céntimos por un nada espartano platillo.
Maestra de varias cocineras, querida y envidiada, Cecilia sigue abriendo religiosamente las puertas de casa, por donde han pasado actores, peloteros, chefs y políticos, de lunes a domingo de 6 de la mañana a 4 de la tarde. ¿La dirección? Pueden encontrarla en el 537 de Canevaro (Lince) y en setiembre estará los seis días de la feria cocinando y sirviendo esa tentación que viene en plato hondo y que ya forma parte de nuestra sabrosa cocina mestiza.

Teléfono: 472-1541
Dirección: Av. Canevaro 537-Lince (Altura de la Cuadra 18 de la Av. Arenales)
¿Qué pedir? Chanfainita

Información extraida de Mistura.pe

Deja una respuesta